¿TE HAS PREGUNTADO ALGUNA VEZ QUÉ ES UNA CRISIS DE PÁNICO?

¿Te has preguntado alguna vez que es una crisis de pánico?

La verdad es que yo nunca me lo pregunté…

Hace algunos años luego de terminar una larga relación, recuerdo haber sentido una leve sensación entre soledad y desprotección.

Me di cuenta de ésto y rápidamente comencé a hacer planes para retomar mi nueva vida. Me atreví por primera vez a hacer un pequeño viaje en solitario que luego me dió la valentía para ir a la fiesta de La Tirana, uno de mis tantos sueños que siempre quedaba para después.

Tras esos (PARA MÍ) grandes logros, decidí ir al carnaval en Brasil, otro de mis mayores sueños🥳

En carnaval la fiesta no hay día que pare, pero un día yo estaba cansada y por más que me invitaron, no quise salir, quedándome sola, pero SOLA SOLA en el hostal.

Nunca tuve problemas con la soledad, pero ese día y sin previo aviso un miedo, angustia y ganas de llorar no me dejaban ni ir a comprar😭

Ya en Chile volví a sentir un miedo extraño que recorría mi cuerpo, a veces en mi propia casa, la calle o supermercado.

Por otro lado nunca me gustó exponer en público y por cosas de la vida siempre lo he tenido que hacer. En ese entonces trabajaba en una empresa en la que tenía que exponer regularmente y para un gran grupo de personas, y como a muchos les pasa me ponía nerviosa, pero me empecé a dar cuenta que eso ahora se sentía diferente, la boca se me secaba y mi cuerpo tiritaba😰

Me apoyaba como para cualquier cosa que me pasara, en mi terapeuta floral, para mi una instancia sagrada que me ayudaba a crecer y caminar hacia mis sueños.

Me considero una persona miedosa y a la vez fuerte y siempre intento lograr lo que quiero, así que después de planearlo un tiempo y a pesar de mis miedos, tomé una mochila y me fui a recorrer Brasil sin tiempo definido🌴

Una de las peores crisis la experimenté viajando, pero SINCERAMENTE fue lo que me ayudó a entender que cada vez que venían me mostraban que algo debía superar y que esos miedos sólo eran el propio MIEDO AL MIEDO, creaciones de mi mente que limitaban mostrar mi verdadera personalidad, el miedo a decir lo que pensaba, a poner límites, a mostrar mi vulnerabilidad, a equivocarme y muchas cosas más…

Estas crisis me enseñaron que la verdadera fortaleza no está en pretender que siempre puedo, sino en simplemente ser quien soy aceptando también mi debilidad, liberarme de mis propios condicionamientos y experimentar así verdadera felicidad.

Y lo más lindo de todo este proceso, es que a partir de mi propia experiencia he podido apoyar y acompañar a otras personas a manejar y comprender estas extrañas sensaciones que provocan las, tan temidas y más comunes de lo que pensamos, CRISIS DE PÁNICO.

Para agendar una hora pincha AQUÍ

VIAJAR COMO PROCESO DE AUTOCONOCIMIENTO

Sin duda alguna viajar es una gran herramienta de conocimiento personal, ya que nos saca de nuestra zona de confort y hábitos diarios, ayudándonos a conocer la forma en que reaccionamos ante los desafíos, como nos relacionamos con nuevas personas y nuestra capacidad de adaptación.

Un viaje en solitario pone a prueba nuestras herramientas y potencial personal, así como un viaje en conjunto nuestra tolerancia y paciencia con los demás.

Un viaje al extranjero nos plantea desafíos como comunicarnos en un idioma distinto o pensar en una moneda a la que no acostumbramos.

Cuando viajamos debemos exponernos a diversos miedos como subir a un avión o hablar con extraños cuando necesitamos ayuda; nuestra paciencia cuando nos cambian un vuelo y nuestra orientación cuando por alguna razón nos distrajimos en el camino.

Además ponemos a prueba nuestras expectativas, que muchas veces arruinan un plan simplemente por haberlo idealizado.

Algunos beneficios de viajar:

✔️Superar nuestros miedos

✔️Apertura mental

✔️Mejora nuestra capacidad de adaptación

✔️Mejora nuestra tolerancia a la frustración

✔️Mejora nuestra capacidad resolutiva y creatividad ante los problemas

✔️Nuestra seguridad y autoconfianza aumentan

✔️Ayuda a trabajar el desapego

✔️Mejora nuestra memoria y capacidad de orientación

✔️Aprendemos a hacer cosas en solitario

✔️Aprendemos a confiar más en los demás

✔️Mejora nuestra paciencia

✔️Aprendemos a disfrutar de cosas sencillas

✔️Mejora nuestra comunicación

¡NO ME ATREVO A VIAJAR!

El miedo a viajar, sobre todo cuando planeas hacerlo en solitario y a un lugar al que nunca antes has ido, es nuestro peor enemigo y que inevitablemente todas podríamos sentir.

El problema está cuando ese miedo limita nuestros proyectos y nos quedamos en las miles de excusas para justificar por qué seguimos postergando nuestros sueños.

Ir a estudiar al extranjero, conocer ese país que nos encanta, una oportunidad laboral o un break en nuestra vida nos invitan a tomar esta, a veces, difícil decisión.

APÓYATE CON FLORES DE BACH

La terapia floral ayuda a enfrentar estos miedos y aprensiones, además de ser un aliado que potenciará tus habilidades y personalidad para que puedas desenvolverte mejor en este nuevo ambiente y sus posibles desafíos, aprendiendo no sólo a disfrutar la experiencia al máximo posible, sino también a adquirir mayor conocimiento y comprensión de ti misma.

Algunas Flores de Bach que te podrían ayudar:

Aspen: cuando tienes miedo a que pase algo, pero no sabes definir qué es eso que temes.

Cerato: ayuda a confiar en tu intuición, algo muy importante sobre todo cuando viajas en solitario.

Clematis: te ayudará a no idealizar lugares o momentos, aprendiendo a disfrutar sin exceso de expectativas que luego terminan frustrando la idea del viaje ideal. También ayuda cuando un viaje queda sólo en planes, ideas y sueños y nunca se concreta, llevando a cabo lo que anhelas conseguir.

Gentian: para mantener una actitud positiva aún cuando las cosas no salen como esperabas.

Heather: para enfrentar la soledad y disfrutar con tu propia compañía sobre todo cuando viajas en solitario.

Impatiens: para la ansiedad ante un viaje, además nos ayuda a ir con calma y poder disfrutar cada momento en presencia y sin prisas.

Larch: para la autoconfianza, creer en que posees las capacidades para lograr lo que te propones.

Mimulus: para el miedo a subir a un avión, a sufrir un accidente, a las alturas, a las personas nuevas o cualquier otro miedo que puedas definir. Ayudará a mejorar la forma de relacionarte con personas nuevas cuando sietes temor a sociabilizar.

Rescue Remedy: calma ante situaciones de emergencia, ansiedad, estrés, angustia o gran preocupación.

Rock Rose: para el pánico que paraliza y no te permite actuar, impidiendo, por ejemplo, viajar.

Scleranthus: cuando tienes varías alternativas y te parece difícil elegir (que destinos visitar, que ropa llevar, ir en autobús, Uber o taxi, etc). Ayuda a tomar la desicion de hacer un viaje cuando estas en la duda de hacerlo o no. También ayuda en los mareos.

Walnut: te ayudará a facilitar la adaptación, por ejemplo, si has decidido hacer tu vida en otro país o ciudad.

Recuerda que son 38 esencias florales, por lo que pueden haber otras que ayuden en tu proceso personal.

“Debemos tener la valentía de hacer un viaje personal, a recorrer no sólo el mundo, si no la aventura de la vida con pasión, optimismo, aprendizaje y admiración, y por sobre todo con amor por cada una de las cosas que vas descubriendo en el mundo y en tu interior, en este viaje de evolución”

Carolina Palma Cariola

RECUERDA QUE EL MIEDO ES LO ÚNICO QUE NOS IMPIDE LOGRAR NUESTROS SUEÑOS, SÓLO DEBES ATRÉVETE A DESCUBRIR LA VIAJERA INTERNA QUE TODAS LLEVAMOS DENTRO.

Para agendar una hora pincha AQUÍ